Bañera o plato de ducha

Bañera o plato de ducha, que pongo e mi cuarto de baño?

Plato de ducha o bañera? Ventajas e inconvenientes

Instalamos una bañera o mejor un plato de ducha en nuestro cuarto de baño? Esto depende de muchos factores, tales como, nuestros gustos, necesidades y espacio disponible.

Plato de ducha o la bañera de siempre! que hacemos baño con bañera o cuarto de baño con platos de ducha de resina? 

Si estás pensando en renovar el baño, es posible que te plantees esta pregunta. No es que sean incompatibles, pero cuando los metros no sobran hay que elegir entre una de las dos opciones. Hay personas más prácticas que prefieren los platos de ducha. Otras sin embargo son fieles a la bañera, aunque apenas le den uso como tal. También nos encontramos casos en los que se prefiere bañera, pero es imposible colocarla por el espacio del que se dispone. En resumen…cada caso es distinto y la polémica está servida… ¿plato de ducha o bañera?

 

Ventajas del plato de ducha

 

Plato de ducha: Bañera o plato de ducha en el baño

Plato de ducha extraplano

 

Baños pequeños

El plato de ducha es la mejor opción para baños pequeños. Los platos de ducha ocupan bastante menos espacio y nos dejan sitio para colocar sanitarios o algún mueble de baño. Además con el plato de ducha se obtiene una mayor sensación de amplitud en nuestro cuarto de año.
Las duchas se pueden colocar en cualquier rincón o esquina. Se pueden encontrar de todas las formas imaginables: cuadradas, rectangulares, redondas, semicirculares. Están muy de moda los platos de ducha extraplanos que apenas tienen un pequeño escalón para meterse dentro. Esto los hace una opción muy a tener en cuenta para las casas de las personas mayores o con r movilidad reducida.

 

La ducha para espacios reducidos

El plato de ducha es nuestro aliado para cuartos de baño con dimensiones reducidas
Si cuentas con un baño pequeño, no lo dudes y apuesta por una ducha. Con un mínimo de 80 x 80 cm puedes disfrutar de una ducha cómoda, aunque lo ideal es darle algo más. Incluso si necesitas que aún sea más pequeña, hay platos de ducha estándar desde 70 x 70 cm. Y siempre te queda la opción realizarlo a medida y así la aprovecharas al máximo a las medidas de tu cuarto de baño.
Además de su capacidad de adaptarse en espacios reducidos, la ducha presenta otras ventajas:
La ducha tiene un efecto estimulante en nuestro organismo. Sobre todo por las mañanas, siendo una manera muy eficaz de activarnos.

 

Bañera y plato de ducha: Cuando se pueda lo mejor es Bañera y plato de ducha

Bañera y plato de ducha

 

La ducha es el sistema de higiene de la vida moderna

La ducha es el sistema de higiene que más se adapta a la vida moderna, donde el tiempo parece ser oro. Con una ducha de cinco minutos basta para asearnos y
Menos consumo de agua, Mientras que ducharse puede suponer unos 100 litros de agua, llenar la bañera rondaría los 150-250 litros, en función del tamaño de la bañera.
Nos ofrece un acceso más cómodo y merece la pena tenerlo en cuenta si hay personas mayores o con problemas de movilidad en casa. Los platos de ducha eliminan las barreras arquitectónicas para entrar y salir.
Hay multitud de tamaños y formas. Desde los 70 x 70 cm hasta los formatos XL de más de 200 cm. Y en cuanto a las formas, los hay angulares, idóneos en baños pequeños ya que son los que ocupan menos espacio, cuadrados, rectangulares y hasta redondos.

 

¿Ducha o bañera? Esta es la cuestión

Si dispones de espacio suficiente, no lo dudes pon los dos. Lo ideal es contar con una bañera y al menos una ducha en función del número de baños que tengas en casa. Así puedes beneficiarte de las ventajas de cada una. Descubre cuáles son y cuándo es mejor apostar por una bañera o una ducha.

Desde nuestro punto de vista, lo ideal sería disponer de las dos opciones. Claro está que esto no siempre es posible o simplemente no es el deseo de los dueños de la vivienda.

 

Bañera y plato de ducha la unión de ambos es lo ideal

Los partidarios de las bañeras suelen decir que aunque solo nos demos un baño de vez en cuando, es importante tener la opción de hacerlo siempre que quieras. Para ellos siempre merece la pena instalar una bañera, aunque sea más caro y gaste más agua. Lo cierto es que un baño de espuma es una de las cosas más relajantes que podemos imaginar y como bien dice el refrán, una vez al año no hace daño. Sin embargo, ojo con los baños largos y continuados porque pueden ser más perjudiciales que beneficiosos. Los expertos aseguran que los baños de más de veinte minutos, y casi a diario, pueden resecar nuestra piel e incluso producir enfermedades, como la dermatitis atópica. El baño, como todo en la vida, debemos tomarlo con moderación.

 

Baño con plato de ducha: Si disponemos de poco espacio en el baño lo mejor es el plato de ducha

Baño con plato de ducha

 

Cuestión de estética

Para gustos los colores. En la actualidad las duchas se han vuelto muy sofisticadas y nos ofrecen soluciones bastante decorativas, además de un montón de posibilidades de hidromasaje. Sin embargo, hay que reconocer el encanto que tiene la bañera de toda la vida. La variedad es muy amplia, desde las más clásicas, con cuatro patas y de inspiración romana, hasta las más modernas, donde se mezclan materiales y nuevas comodidades, como funciones de hidromasaje que harán, si cabe, más especial el momento del baño.
¿Quién no ha soñado sumergirse en la bañera tras un día acelerado y ver cómo el estrés desaparece entre las pompas de jabón? Pero para que esto sea posible debemos contar con un espacio mínimo. Las medidas más pequeñas para una bañera rectangular estándar son 70 x 140 cm. ¿Te cabe? ¡Perfecto!
La Bañera nos ofrece bienestar y elegancia entre

otras ventajas

Una vez superado el problema del espacio la bañera también nos ofrece sus ventajas

Si una ducha nos tonifica por las mañanas, la bañera es sedante al acabar al día. No es necesario ni contar con funciones de hidromasaje para disfrutar de un baño relajante que nos de bienestar.
Si hay peques en casa, la bañera es lo más práctico. Para los niños la hora del baño suele ser un momento de diversión, de juegos y de chapoteo.
Los nuevos diseños de bañeras exentas son piezas de diseño y de gran valor estético, convirtiéndose en protagonistas indiscutibles del baño. Desde los modelos vintage, con patas metálicas, hasta los más actuales de líneas depuradas y naturales. El único “pero” es que se recomiendan solo en baños amplios, ya que lo ideal para que no se vea encajonada es dejar unos 90 cm libres a su alrededor.

 

Bañera si tenemos niños en casa

Para decidirnos por bañera o plato de ducha es importante ver nuestras necesidades. También las de las personas que forman nuestra unidad familiar. En el caso de tener niños la bañera es la opción a tener en cuenta.
Primero porque es mucho más cómodo e higiénico el baño de nuestros peques. Y en segundo lugar porque el momento del baño en los niños no es solo una cuestión de higiene, también es un momento de relajación y juego que con un plato de ducha es difícil llevar a cabo.

 

¿Ducha o bañera? Esta es la cuestión

 

Baño: Si disponemos de poco espacio en el baño lo mejor es el plato de ducha

Baño

Si dispones de espacio suficiente, no lo dudes  pon los dos. Lo ideal es contar con una bañera y al menos una ducha en función del número de baños que tengas en casa. Así puedes beneficiarte de las ventajas de cada una. Descubre cuáles son y cuándo es mejor apostar por una bañera o una ducha.

Desde nuestro punto de vista, lo ideal sería disponer de las dos opciones. Claro está que esto no siempre es posible o simplemente no es el deseo de los dueños de la vivienda.

Los partidarios de las bañeras suelen decir que aunque solo nos demos un baño de vez en cuando, es importante tener la opción de hacerlo siempre que quieras. Para ellos siempre merece la pena instalar una bañera, aunque sea más caro y gaste más agua. Lo cierto es que un baño de espuma es una de las cosas más relajantes que podemos imaginar. Como bien dice el refrán, una vez al año no hace daño. Sin embargo, ojo con los baños largos y continuados porque pueden ser más  perjudiciales que beneficiosos. Los expertos aseguran que los baños de más de veinte minutos, y casi a diario, pueden resecar nuestra piel e incluso producir enfermedades, como la dermatitis atópica. El baño, como todo en la vida, debemos tomarlo con moderación.

 

Cuestión de estética

Para gustos los colores. En la actualidad las duchas se han vuelto muy sofisticadas y nos ofrecen soluciones bastante decorativas, además de un montón de posibilidades de hidromasaje. Sin embargo, hay que reconocer el encanto que tiene la bañera de toda la vida. La variedad es muy amplia, desde las más clásicas, con cuatro patas y de inspiración romana, hasta las más modernas, donde se mezclan materiales y nuevas comodidades, como funciones de hidromasaje que harán, si cabe, más especial el momento del baño.

¿Quién no ha soñado sumergirse en la bañera tras un día acelerado y ver cómo el estrés desaparece. Pero para que esto sea posible debemos contar con un espacio mínimo. Las medidas más pequeñas para una bañera rectangular estándar son 70 x 140 cm. ¿Te cabe? ¡Perfecto!

 

La Bañera nos ofrece bienestar y elegancia entre otras ventajas

 

Bañera: Si disponemos espacio en el baño lo mejor es el plato de ducha y bañera juntos

Bañera moderna

 

Una vez superado el problema del espacio la bañera también nos ofrece sus ventajas

Si una ducha nos tonifica por las mañanas, la bañera es sedante al acabar al día. No es necesario ni contar con funciones de hidromasaje para disfrutar de un baño relajante que nos de bienestar.

Si hay peques en casa, la bañera es lo más práctico. Para los niños la hora del baño suele ser un momento de diversión, de juegos y de chapoteo.

Los nuevos diseños de bañeras exentas son piezas de diseño y de gran valor estético, convirtiéndose en protagonistas indiscutibles del baño. Desde los modelos vintage, con patas metálicas, hasta los más actuales de líneas depuradas y naturales. El único “pero” es que se recomiendan solo en baños amplios, ya que lo ideal para que no se vea encajonada es dejar unos 90 cm libres a su alrededor.

 

Obras en el baño

Las obras en los baños suelen ser muy engorrosas. Primero, a no ser que contemos con otro cuarto de baño en la vivienda, quedarnos sin un baño resulta complicado.

Además, hay muchos detalles a tener en cuenta. Uno de ellos es saber que, al retirar la bañera de su sitio, vamos a encontrarnos con una pared sin azulejos. La solución va desde buscar azulejos iguales a los anteriores a quitar los viejos y poner azulejos nuevos en toda la pared. 

También hay que ser consciente del tema de los grifos. Las alturas en ducha y bañera son diferentes, y al poner una ducha es más que probable que el grifo de la bañera se quede situado demasiado bajo. Para evitar la incomodidad de tener que agacharse a la hora de encender los grifos, mucha gente opta por cambiarlos de sitio, lo que conlleva modificar la instalación de fontanería. 

 

Nuevas instalaciones a la hora de reformar el cuarto de baño

 

Baños modernos con plato de ducha: Si disponemos de poco espacio en el baño lo mejor es el plato de ducha

Baños modernos con plato de ducha

Famaser aconseja, que siempre que se reforme un cuarto de baño, se cambien las instalaciones antiguas por unas nuevas. El precio del cambio de instalaciones no supone una cuantía importante. Y más si tenemos en cuenta la seguridad y garantía que nos da disponer de unas instalaciones nuevas y actualizadas.

Pero una vez superados estos pequeños inconvenientes, podremos disfrutar de nuestro nuevo cuarto de baño, ya sea con bañera, con plato de ducha o con los dos a la vez.

Esperamos haber puesto nuestro grano de arena para ayudarte a tomar la decisión que más se adapte a tu gusto y necesidades.

 

Solocita informacion sin compromiso

O llama a los siguientes teléfonos: 

952 123 079  –  660 955 403

 

Siguenos en Facebook

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.